Últimos temas
» United en Argentina 2009
Vie 20 Nov 2009, 17:32 por antiapollyon

» Redimi2 Gospel
Mar 13 Oct 2009, 23:54 por JossRM2

» presentacion del disco de vaso de honrra
Jue 27 Ago 2009, 19:32 por marcelo llanes

» Cromagnon .
Mar 25 Ago 2009, 18:09 por Ezeqiel

» GEN - X - 09 - Mar del Plata
Sáb 01 Ago 2009, 22:46 por tinn

» GEN - X - 09 - Mar del Plata
Sáb 01 Ago 2009, 22:40 por tinn

» Acordes - Desde mi interior (Hillsong)
Sáb 01 Ago 2009, 22:08 por tinn

» FE EN DIOS
Jue 30 Jul 2009, 11:42 por KARINA

» Nota de tapa del Diario La capital del 21-07-09
Mar 21 Jul 2009, 13:53 por Samuel

Mayo 2018
DomLunMarMiérJueVieSáb
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario


"Triunfó mi fe. Urbanicé un desierto".

Ir abajo

"Triunfó mi fe. Urbanicé un desierto".

Mensaje por Mariano el Sáb 21 Feb 2009, 16:02

ÁRBOLES



Cuando Carlos llegó por primera vez a aquella zona árida del sur de la provincia de Buenos Aires (Argentina), es muy probable que su vastedad le haya hecho tragar saliva – reacción natural frente a situaciones en las que la propia finitud se hace evidente – y por unos momentos haya albergado la idea de abandonar su proyecto. Imagínate: arena (¡mucha arena!)… ¡hectáreas de médanos! Y el océano: una extensa costa cuyos ojos no alcanzaban a dimensionar.



“Cuando llegué, sólo se podían ver el cielo, el mar y la arena. El camino a recorrer era largo y la lucha ardua, pero limpia y llena de encantos. Cavé con mis manos en un valle del arenal y hallé agua fresca y deliciosa. Mi imaginación superó los años por venir y vi verdear las colinas, blancos chalets de rojos techos y arboledas”.*



Con estas palabras, don Carlos Idaho Gesell (1891-1979) solía relatar la génesis de su visión, la misma que lo había conducido en 1931 hasta ese sitio con el plan de forestar aquel paisaje dunar y así proveerse de materia prima para elaborar los muebles de su negocio familiar: Casa Gesell, dedicado a la fabricación y venta de artículos para bebés. La decisión estaba tomada: -“Sin pensarlo más” – escribió – “resolví comprar todo lo que mi dinero me permitiese”.*



Utilizando especies nativas de árboles como el esparto y el tupé, el 14 de diciembre de 1931 Carlos comenzó la fijación de las dunas marítimas para dar inicio luego a la forestación con especies exóticas provenientes de diversas partes del mundo.** Fue así como inició el derrotero cuyas peripecias y el heroísmo demostrado al transitarlo han sido objeto de diversas publicaciones y el reconocimiento público.



Porque luego de aplicar durante años la aritmética del esfuerzo (restando horas al sueño, sumando coraje al entusiasmo y multiplicando los intentos), el proyecto de Carlos no se redujo a la producción de madera para la confección de mobiliario infantil. Elevada a la potencia, su visión forjó una ciudad denominada “Villa Gesell” (en honor a su padre), residencia actual de una población estable de 30.000 habitantes y deleite vacacional de miles de turistas que año tras año llegan hasta allí durante la temporada estival.



Cuando uno visita el museo municipal, establecido en la casa original de la familia Gesell, no puede menos que emocionarse al contemplar las fotografías de los primeros años y contrastar aquel paisaje original con el frondoso bosque cuyo frescor invade la estancia por las mañanas.



Arboleda tras arboleda que comenzó con un hombre que se animó a plantar un primer árbol. El sueño concretado (¡en vida!) de una persona que no cedió ante la tentación del cortoplacismo y se aventuró – con voluntad resuelta – en un proyecto trascendente.



“Tener fe es tener la plena seguridad de recibir lo que se espera; es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos”.***



Fe para creer en los imposibles. Voluntad guiada por un espíritu decidido. Perseverancia para llegar a la meta.



Se dice que mientras abrazaba uno de sus árboles, Carlos Gesell expresó: "Triunfó mi fe. Urbanicé un desierto".

¿Qué desiertos urbanizarás tú?

Mariano

Cantidad de envíos : 4
Edad : 47
Fecha de inscripción : 26/11/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.